Ambición perdida, prestigio menguante

refugiados635x250

El verano nos deja una triste imagen de la Unión Europea (UE) y de sus capacidades. Grecia y Siria, cada una en su ámbito, son ejemplos de la incapacidad de la UE para atacar los problemas de raíz y para gestionar las consecuencias de su inacción. Más allá de los indicadores económicos, la Unión parece haber perdido la ambición histórica de ser una referencia en el mundo a nivel político, cultural y social, y esta pérdida de ambición conduce a una acelerada pérdida de prestigio dentro y fuera de sus fronteras.

Seguir leyendo…

El tercer rescate: ¿una solución definitiva a los problemas de Grecia?

tsipras_635x250

A las 7 de la mañana del pasado 13 de julio, los principales líderes de los países de la eurozona acordaron iniciar negociaciones con Grecia para rescatarla por tercera vez. Después de publicada la noticia, la mayor parte de los malos presagios sobre el futuro del euro desaparecieron, así como también el peligro de una nueva recesión en la Unión Monetaria Europea (UME).

Seguir leyendo…

Forzados a enfrentarse, condenados a entenderse

world_map_635x250

Hasta ahora, el análisis de la “crisis de Ucrania” se ha focalizado en su dimensión geopolítica, dejando un tanto al margen los efectos económicos que plantea el conflicto para Ucrania, Rusia y Europa, a corto y medio plazo. Pero, paradójicamente, es esta dimensión económica la que explica en buena parte tanto el inicio de las hostilidades como la posible resolución ordenada de las mismas.

Seguir leyendo…

Alemania se va

reichstag_sm

El 27 de febrero de 2001, Pasqual Maragall publicó en El País un artículo que llevaba por título “Madrid se va”. El artículo sostenía la tesis que Madrid había dejado de estar interesada en un proyecto común de España y que sólo quería jugar a ser capital iberoamericana, considerando al resto de España como un territorio al servicio de sus intereses. El expresidente Maragall alertaba sobre el cambio que esto suponía respecto a los inicios de la democracia y el impacto futuro que podía conllevar. Seguramente, a día de hoy, podríamos continuar el hilo argumental y afirmar: “Madrid se ha ido”. Pero dejemos la óptica ibérica, e intentemos hacer una analogía a escala europea analizando el comportamiento de Alemania en el seno de la Unión Europea (UE) en los últimos años.

Seguir leyendo…