El BCE, la deflación y la coordinación presupuestaria

bce2

El Consejo de Gobierno del BCE se reúne el próximo 3 de diciembre y, muy probablemente, ampliará el programa de estímulos monetarios para impulsar el crecimiento económico de la eurozona y, fundamentalmente, subir la inflación. “Haremos lo que debemos hacer para elevar la inflación tan rápidamente como sea posible”, ha dicho en diversas ocasiones en las últimas semanas Mario Draghi, presidente del BCE.

Seguir leyendo…

Una renta fija cada vez más negativa

The_City_London-635x250

La puesta en marcha por parte del Banco Central Europeo (BCE) de un programa de estímulo económico basado en la compra de deuda –mayoritariamente pública- ha supuesto toda una revolución para los mercados financieros. La renta variable europea se revaloriza fuertemente desde el inicio del ejercicio –el BCE dirigido por Mario Draghi dio el pistoletazo de salida al plan a principios de enero- al igual que la renta fija. Centrémonos hoy en esta última, que desde hace meses presenta en algunas emisiones rentabilidades negativas. Unos retornos negativos –es decir, el ahorrador obtendría pérdidas si llevara hasta el vencimiento su inversión- que poco a poco se están extendiendo a nuevas emisiones y, todo indica, que en los próximos trimestres una parte destacada del universo de la renta fija europea tendrá rentabilidades negativas.

Seguir leyendo…

Y Draghi finalmente hundió el euro

dolar-euro_635x250

El euro ha perdido un 20% de su valor desde septiembre del año pasado, cuando el BCE rebajó los tipos de interés al mínimo histórico del 0,05% y, sobre todo, marcó una hoja de ruta clara que contenía como colofón un programa monetario de relajación cuantitativa –conocido técnicamente como QE, por sus siglas en inglés– que, precisamente, comenzó este marzo. La moneda europea se cambia actualmente con el dólar alrededor de los 1,05 euros, el nivel más bajo de los últimos doce años.

Seguir leyendo…

Los riesgos del Plan Juncker

juncker_635x250

La economía de la zona euro creció el pasado año un 0,9%. Un año antes caía a un ritmo del 0,5%. Esa evolución permite convenir que hay recuperación. Otros indicadores corroboran que es lenta, muy lenta, y dura. España es un buen ejemplo de ello. Creció medio punto en 2014 y esa actividad permitió crear casi medio millón de empleos. Suena bien la conjunción de esos datos.

Seguir leyendo…

El imán japonés atrae peligrosamente a los europeos

Monedes

El mensaje se repite, y eso siempre es un mal asunto. La zona euro no vive una situación de deflación, no, se trata sólo de una situación coyuntural, de baja inflación. El crecimiento volverá, y sólo hay que resistir un tiempo. Las autoridades europeas defienden ese pronóstico, aunque se debería afirmar con mayor claridad que quien aboga por esa tesis es el Gobierno alemán.

Seguir leyendo…

Europa insegura: entre el efecto rebote y una tercera recesión

crisis-europa_635x250

A los economistas y expertos bursátiles se les están acabando las letras del abecedario para prevenir el futuro económico de Europa. La primera recesión de 2008 representó una crisis en forma de V, que rápidamente se transformó en una U porque la esperanza de una recuperación relámpago se desvanecía. Ciertamente, se evaporó del todo al cabo de pocos meses, cuando se empezó a considerar una depresión en L, es decir, en coma profundo. La situación mejoró, pero en 2011 volvió a estropearse como una W. La salida a esta segunda recesión parecía que iba tomando cuerpo, como si se tratara de un puro efecto rebote. Pero la economía europea renquea, sin encontrar una letra que la represente, como un motor de un coche que hace tiempo que no anda y se ha quedado sin batería. El Banco Central Europeo (BCE) ha traído las pinzas para cargar esa batería, pero ha descubierto que existen otras piezas en los mecanismos del cambio de marchas que no funcionan bien.

Seguir leyendo…

Draghi tiene un plan

mario-draghi_635x250

El BCE, con el italiano Mario Draghi a la cabeza, se ha conjurado para evitar una tercera recaída en la economía de la eurozona. La institución monetaria ha acelerado la implantación de planes de estímulos ante los cada vez más adversos datos macroeconómicos. Con una economía que tan sólo creció un 0,2% en el segundo trimestre -lastrada por los pobres PIB de Alemania, Francia e Italia- y con unos precios que bordean la deflación -en agosto la inflación en la eurozona fue de sólo el 0,3%- al BCE no le ha quedado más remedio que poner toda la carne en el asador para intentar sostener el crecimiento.

Seguir leyendo…

El dilema del BCE

bce-eurozona_635x250_sm

Si la eurozona camina, aunque sea lentamente, hacia la recuperación económica debemos agradecérselo en buena parte a la política impulsada por el Banco Central Europeo (BCE), sobre todo desde la llegada de Mario Draghi. En julio de 2012, poco después de que sustituyera a Trichet al frente de la institución monetaria, ya evitó el descalabro de la deuda soberana de los llamados países periféricos con sus palabras, y el pasado junio, además de lanzar un paquete de estímulos que rozan lo no convencional, se comprometió con una política monetaria laxa hasta que cristalice la recuperación.

Seguir leyendo…

¿Influirán las elecciones europeas en la política económica española?

parlamentoeu_635x250

Las elecciones europeas, ¿repercutirán en la política económica del Gobierno español? La primera hipótesis es: no. Una vez fijado un rumbo, Mariano Rajoy no lo modifica fácilmente. Máxime ahora, que se empiezan a ver los frutos de la política económica de reformas que inició en 2012. No obstante, todo dependerá de los resultados.

Parece cantada una bajada de los dos grandes partidos y una subida de los minoritarios. Por tanto, una reducción del porcentaje de votos de 7-9% en el PP o el PSOE, por esperada, no alteraría esa política económica.

Seguir leyendo…

Una inflación baja que no hace peligrar la recuperación

Rising Coins

La Comisión Europea (CE) ha confirmado las previsiones de consenso de la mayoría de analistas sobre la inflación esperada para este año, que se situará en una media del 0,1% y del 0,8% en 2015. Esto quiere decir que los precios subirán muy poco, por debajo del último dato interanual del 0,4% de abril conocido la semana pasada, y que se tendrá que confirmar el 14 de mayo (los últimos dos datos avanzados han variado en una décima). La caída de los precios de la energía y la escasa demanda serán las principales razones de esta débil inflación durante los próximos meses.

Seguir leyendo…