El ‘business angel’, el primer paso hacia el éxito

business-angel635

Si hay un personaje al que los emprendedores adoramos y tememos por partes iguales es el business angel (BA). Para los profanos en la materia, o para los que no están metidos en el mundo de los emprendedores, el business angel es lo que siempre hemos conocido como inversor y que, al fin y al cabo, nos puede ayudar a que nuestro proyecto avance, crezca y triunfe. Y lo tememos porque es alguien que nos parece, a veces, difícil de acceder y un juez qué opinará sobre nuestro sueño.

Seguir leyendo…

¿A dónde va el emprender?

emprender-635x250

No quiero empezar este artículo afirmando que lo de los emprendedores es una burbuja que tarde o temprano explotará. No. Soy consciente que los políticos y los medios han utilizado el término para vender falsas esperanzas a una sociedad envuelta en una de las peores crisis de los últimos años y que muchos de nosotros nos hemos encontrado como ejemplo de algo que no es lo que realmente creo que hacemos. Para mí, emprender no es mi profesión. Emprender es una actitud que tomo cuando trato de conseguir algo, y esto lo tengo siempre en cuenta.

Seguir leyendo…

Invertir en arte, una sólida opción en tiempos de crisis

invertir-en-arte-635x250

Las obras suelen ser más asequibles en época de recesión y el arte como inversión a largo plazo suele generar ganancias, algunas ventajas fiscales, disfrute y buena imagen para el comprador. Pero acertar en una compra no es tarea fácil.

La inversión en arte es una opción que cobra fuerza en época de crisis. Para empezar, los precios de venta suelen descender en los años económicamente más débiles y, en ocasiones, aparecen piezas nuevas porque a algunos particulares les urge vender. Por tanto, pueden salir al mercado obras custodiadas en patrimonios familiares que raramente verían la luz en otras circunstancias. Seguir leyendo…

La incertidumbre

incertesa_sm

Es bien cierto que los nervios nos juegan siempre malas pasadas y que cuando creemos que hemos de tomar decisiones muy deprisa porque quedarnos quietos es una equivocación, precisamente es entonces cuando nos equivocamos.

La incertidumbre, muchas veces el desconocimiento, o aun peor, el conocimiento a medias, nos hacen adoptar decisiones que, acertadas o no, nos tenían angustiados justamente porque nos faltan los fundamentos que las apoyan.

Seguir leyendo…