El difícil final de la era de los tipos al 0%

Reserva-Federal-2

El debate sobre hasta cuándo estarán los tipos de interés en Estados Unidos en el 0% es largo. Empezó, como mínimo, en junio de 2013, cuando el entonces presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, nos recordó que los tipos de referencia no estarían eternamente en una tasa del 0%, que de hecho es la que todavía mantienen. El asunto es importante porque la Fed es el banco central más importante del mundo y sus decisiones, ya sea mucho o poco, acaban afectando al conjunto de la economía mundial.

Seguir leyendo…

Los riesgos del Plan Juncker

juncker_635x250

La economía de la zona euro creció el pasado año un 0,9%. Un año antes caía a un ritmo del 0,5%. Esa evolución permite convenir que hay recuperación. Otros indicadores corroboran que es lenta, muy lenta, y dura. España es un buen ejemplo de ello. Creció medio punto en 2014 y esa actividad permitió crear casi medio millón de empleos. Suena bien la conjunción de esos datos.

Seguir leyendo…

Europa insegura: entre el efecto rebote y una tercera recesión

crisis-europa_635x250

A los economistas y expertos bursátiles se les están acabando las letras del abecedario para prevenir el futuro económico de Europa. La primera recesión de 2008 representó una crisis en forma de V, que rápidamente se transformó en una U porque la esperanza de una recuperación relámpago se desvanecía. Ciertamente, se evaporó del todo al cabo de pocos meses, cuando se empezó a considerar una depresión en L, es decir, en coma profundo. La situación mejoró, pero en 2011 volvió a estropearse como una W. La salida a esta segunda recesión parecía que iba tomando cuerpo, como si se tratara de un puro efecto rebote. Pero la economía europea renquea, sin encontrar una letra que la represente, como un motor de un coche que hace tiempo que no anda y se ha quedado sin batería. El Banco Central Europeo (BCE) ha traído las pinzas para cargar esa batería, pero ha descubierto que existen otras piezas en los mecanismos del cambio de marchas que no funcionan bien.

Seguir leyendo…

Un crecimiento desigual y moderado

nyse_635x250

En las últimas semanas hemos asistido a sesiones con una alta volatilidad en los mercados financieros mundiales, que han pasado de alejarse de máximos anuales para, seguidamente, emprender de nuevo una rápida carrera hacia arriba, espoleados por nuevos planes de estímulos -o promesas de ellos- por parte de los bancos centrales. Temores, en líneas generales, a un menor crecimiento mundial sustentan buena parte de estos vaivenes, aunque no es la única causa. “Existe la preocupación de que los mercados estén subvalorando el riesgo, ya que no han asimilado plenamente las incertidumbres que rodean las perspectivas macroeconómicas”, apunta el FMI en su último informe de octubre.

Seguir leyendo…

Alemania, despierta, ¡eres más un problema que la solución!

Merkel_UE_635x250

Cuando se dispone de grandes altavoces, cuando analistas destacados, con buenos cargos y sueldos, alaban una determinada posición, resulta inútil proponer una alternativa. El discurso ya se ha creado, y se impone un único camino. Alemania ha conseguido erigirse en esa voz autoritaria, que riñe a los díscolos, que manda en su entorno europeo, y que acompleja a países como España, siempre con el sentimiento latente de que es incapaz de estar a la altura.

Seguir leyendo…

Todavía más activos tóxicos

wallstreet_sm

Por fin hemos podido oír a la gente del FMI diciendo cosas muy razonables. Si no fuera imposible diría que han leído mi libro… Me estoy refiriendo al hecho de que Blanchard, su jefe de estudios, dijera que no se trata de bajar más los salarios, sino de aumentar la productividad. Acaso por eso mismo, el ministro Montoro rápidamente mintió y contradijo a su presidente, y si este lucía en Japón hace dos días la bajada de salarios, el otro esgrimía aquí que habían subido, aunque poco.

Seguir leyendo…

España debe cazar antes que nadie el fantasma del recorte de ‘rating’

bce_sm

Ghostbusters!! Los Cazafantasmas, ¿se acuerdan? Aquella comedia de los años ochenta, que protagonizaran Bill Murray y Sigourney Weaver. El próximo año se comenzará a rodar su tercera parte. Veremos si el público responde. Pero lo que necesitamos saber, y antes de que acabe este año, es si España atrapa a sus propios fantasmas, antes que nadie. Porque necesita hacerlo para ofrecer una imagen que permita a la economía española salir del pozo.

Seguir leyendo…