El ‘Quid Pro Quo’ de la banca española

euros_sm

Las entidades financieras deben corregir errores para retomar sus relaciones con la sociedad

Cuantiosos manguerazos de recursos públicos y nacionalización de cajas de ahorros, la crisis de las participaciones preferentes y las obligaciones subordinadas, el problema social sin resolver de la dación en pago y, ahora, las cláusulas suelo presentadas en las escrituras hipotecarias de forma poco clara, que el Tribunal Supremo ha decidido anular con un criterio acotado a tres entidades, pero que el Gobierno y el Banco de España quieren que asuma el conjunto del sector. Además de las dificultades financieras por las que puedan atravesar determinadas entidades financieras, la banca española ha contado en los últimos años con sucesivos problemas que se han convertido en un problema esencial de imagen y de relación con su clientela y, sobre todo, con la sociedad.

Seguir leyendo…

España debe cazar antes que nadie el fantasma del recorte de ‘rating’

bce_sm

Ghostbusters!! Los Cazafantasmas, ¿se acuerdan? Aquella comedia de los años ochenta, que protagonizaran Bill Murray y Sigourney Weaver. El próximo año se comenzará a rodar su tercera parte. Veremos si el público responde. Pero lo que necesitamos saber, y antes de que acabe este año, es si España atrapa a sus propios fantasmas, antes que nadie. Porque necesita hacerlo para ofrecer una imagen que permita a la economía española salir del pozo.

Seguir leyendo…

Depósitos, rescates y refugios

depositos_sm

Se cumple ahora un año del importante Consejo Europeo que en principio puso el punto final al riesgo de la deuda soberana. Se decidió avanzar en la unión bancaria, en el regulador único, en un fondo de garantía de depósitos paneuropeo y, sobre todo, poner en marcha mecanismos de rescate directo. Es decir, ante una crisis financiera, en lugar de ser el Estado quien pida el rescate y este reparta el dinero entre la banca —es el mecanismo utilizado en España a través del FROB— el rescate sería directo por Europa. Un punto importante porque, en este caso, el dinero europeo destinado al sistema financiero no computaría como déficit nacional.

Seguir leyendo…