La incertidumbre

incertesa_sm

Es bien cierto que los nervios nos juegan siempre malas pasadas y que cuando creemos que hemos de tomar decisiones muy deprisa porque quedarnos quietos es una equivocación, precisamente es entonces cuando nos equivocamos.

La incertidumbre, muchas veces el desconocimiento, o aun peor, el conocimiento a medias, nos hacen adoptar decisiones que, acertadas o no, nos tenían angustiados justamente porque nos faltan los fundamentos que las apoyan.

Seguir leyendo…