Los retos económicos y sociales de la Comunidad Europea

meritocracia_sm

¿Qué nos jugamos en Europa? Probablemente, si hacemos esta pregunta a la gente “de la calle” no sabrá que responder. En nuestro país tenemos asociada la idea de Europa con la idea de democracia. Europeísmo y democracia iban de la mano como idea y fuerza de progreso en la sociedad española. Actualmente, esta idea-fuerza ha perdido una parte muy considerable de su potencia. Ya no es una idea de progreso, aunque a menudo la derecha española, repleta de genes antidemocráticos, la revitaliza como garantía de permanencia democrática.

Seguir leyendo…

El Estado del Bienestar también depende de la confianza

estadobienestar_sm

El tercer trimestre del año pasado sirvió para que España abandonara la recesión más profunda de las últimas tres décadas. La buena noticia no anduvo sola. Las exportaciones van viento en popa. Los cinco principales bancos españoles multiplicaron por cuatro su beneficio neto de 2012. Y el Ibex parece haberse consolidado por encima de los 10.000 puntos, en paralelo al crecimiento de los beneficios de las 35 grandes. Deberían ser señales para el optimismo, sí. Suficientes puntos positivos para quienes intentan abandonar el pesimismo de los últimos años, pero insuficientes para quienes recuerdan que ese tecnicismo denominado recesión puede ser pasado, pero que el presente y el futuro, al menos a medio plazo, siguen teniendo el mismo nombre. Crisis.

Seguir leyendo…

El futuro de la política exterior: la diplomacia económica

port_sm

Para ser más exactos, deberíamos hablar de la Nueva Diplomacia Económica Española, que es el título del manual que el profesor Pedro Sánchez Pérez-Castejón publicó en diciembre y el cual presentó en Barcelona hace pocos días.

Tradicionalmente, la acción exterior de los Estados vinculada a la economía se centraba en mejorar el equilibrio exterior a través de la promoción de las exportaciones y la atracción de inversión extranjera. A nadie se le escapa que estas acciones se quedan hoy en día muy cortas. La globalización económica y, más específicamente, la internacionalización de las empresas han cambiado notablemente el terreno de juego.

Seguir leyendo…